Contacto

Si desea más información sobre las campañas del ASMI para promocionar los productos de mar de Alaska, solicitar una entrevista para los medios o material gráfico, póngase en contacto con la oficina del sur de Europa, situada en Barcelona, España:

David McClellan

Representante Regional Alaska Seafood Marketing Institute

C/ Borrell 7 – Local 19 08190 St. Cugat del Vallès (Barcelona) España

Tel:+34 93 589 8547
Fax:+34 93 589 7051

E-mail: dmcclellan@alaskaseafood.org
Web: www.alaskaseafood.org

Síganos en Redes Sociales

Alaska: siempre salvaje, líder en pesca sostenible

Pescador de salmón salvaje feliz

Alaska se caracteriza por su actividad pesquera. Durante milenios, los peces de los mares y ríos de este país han sido objeto de explotación por parte del hombre, desde la pesca por los pueblos aborígenes de la prehistoria hasta la moderna industria pesquera de nuestros días.

 

Alaska cuenta con abundantes reservas de gran variedad de especies de peces y alberga hábitats marinos y fluviales de aguas purísimas.

 

Las instituciones estatales y federales se ocupan de gestionar con eficacia la industria pesquera para que sea productiva y sostenible, limpia y saludable.

 

Alaska es el único estado de Estados Unidos cuya constitución establece explícitamente que todos los productos del mar se utilizarán, desarrollarán y mantendrán en función del principio del rendimiento sostenible.

 

Las pesquerías están rigurosamente controladas por científicos del NMFS y por entidades encargados de velar por el cumplimiento de la ley.

 

Se tiene en cuenta de forma explícita la variabilidad natural puesto que las cuotas son porcentajes de las CMP, que varían cada año, en lugar de porcentajes de una cantidad fija de pescado. La fracción que le corresponde a una persona no varía de acuerdo con las fluctuaciones naturales de las poblaciones de peces.

Gracias a la abundancia de pescado y marisco en las aguas de Alaska, la actividad pesquera se realiza al largo del año, dando vida a su economía, y diversión en cuanto a las capturas ya que cada especie tiene una temporada definida de pesca.

 

La calidad del pescado es mejor porque las cantidades que se pescan son más uniformes y ello permite una mejor manipulación a bordo y un procesado rápido; también se logra así reducir la cantidad de residuos.

 

Las embarcaciones hacen viajes cortos, y el pescado que se entrega a procesar están muy fresco, garantizando su altísima calidad. Gracias a los sistemas de trazabilidad certificados, es posible también seguir el movimiento de este producto -a través de las etapas especificadas de producción, procesamiento y distribución- desde su llegada en puerto hasta su entrega en nuestras mesas.

Puesta de sol, pesca sostenible Alaska